Sixgill se centra en la comprensión del entorno criminal de la Dark Web y las personas que dirigen sus operaciones. Muchos ciber-criminales han desarrollado la tecnología para evitar la detección de rastreadores y ocultar las redes donde intercambian información. Nuestros métodos de defensa activa analizan los factores de riesgo contextuales y situacionales de las organizaciones en función de su entorno específico de amenazas. En el proceso, proporcionamos inteligencia accionable en tiempo real.